Espejo de Luna

miércoles, septiembre 23, 2009



«Tempus fugit, sicut nubes, quasi naves, velut umbra»
El tiempo vuela, como las nubes, como las naves, como las sombras.


Me pesan en los ojos los relojes, todos los relojes. Corren por mis venas sus manecillas, como negras agujas infectadas que buscasen herir definitivamente mi corazón. Tropiezo una y otra vez con sus pervertidas marcas en relieve. La siniestra maquinaria del tiempo latiendo.,¡tactictactictactictactic!, recordando nuestra condición de nada, la escasa vida, la cuenta atrás. El tiempo celebra en sus reuniones los fragmentos, lo que quedó, lo que lleva pasado, todo lo que pesa en las ojeras y en los ojos, en olas de segundos, en las escasas mareas de los minutos de amor.
Estoy cansino, como cansado de acariciar el tiempo mientras pasa sin borrar nada. Simplemente desfila ante mí, indiferentes los dos… Como un monstruo insaciable, pasa devorando sueños y corazones, días de ayer y de mañana, días rotos o intactos, dulces o amargos, con todas sus noches. Pasa girando en su siempre cansina y espaciada coreografía circular... Pasa baboso y veloz, como un caracol gigantesco. Pasa desconociéndonos, librándose de nosotros, apartándonos, llevándose la vida y con ella todas las falsas esperanzas que albergamos creyendo verdaderas también todas nuestras frustraciones. Se aleja dejándonos el terrible peso de haberlas alentado y padecido, de estar obligados a alentarlas y padecerlas hasta fallecer, hasta la inaplazable cita con su aliada muerte... El tiempo se contrae, se diluye, en imágenes borrosas o inventadas, se apaga en nuestra pobre, ineficaz y estúpida memoria.
Vuela con él lo poco que nos dejó. Todo lo que no nos arrancó o no nos impidió, día tras día; todo lo que quisimos y no pudimos tener.
¡Maldito ladrón muerto de hambre!
Todos los años, como auténticos mentecatos ataviados como polichinelas, celebramos el infortunio de agotar la vida, de que el tiempo nos saquee impunemente, que saboree lánguidamente nuestro sudor y nueva sangre, que se ría de todos nuestros esfuerzos por evitarlo, que nos empuje al abismo. Un pasito más, ¡feliz día de tu santo!, otro más, ¡feliz cumpleaños! Y así uno y otro y otro, hasta la decrepitud y el absoluto descrédito, hasta la intolerable senectud.
Me abandona la vida lentamente, ¿o acaso soy yo el que me alejo de ella?

Háblame antes de que suceda,
háblame hoy, sirena,
que este viento tu voz traerá,
suave, dulce y tierna.

Dime que un día estaremos, sentiremos, sin límites, sin medida. Aunque no sea cierto, dímelo. Dime que la vida entonces será larga y la tristeza breve. Miénteme. Cuéntame medias verdades partidas en dos, fragmentos de pensares que hablen de encuentro. Alivia con tu voz la carga de conocer todas las formas del verbo adiós. Desde todos los puntos cardinales me llega tu presencia, tu existencia, destrozando todas las palabras que pensé, todos los propósitos que planeé para olvidarte, para salvarme. ¿Sabes?, no se puede medir esta oscuridad de no tenerte yo, de no tenerme tú. Tendré que dejar de preguntar, pues sólo una silenciosa quimera llega por respuesta. Tendré que dejarte, te dejaré definitivamente olvidada. Seguiré pensando en otras cosas para no caer en el dolor (o en el gozo) de pensarte. Aunque sigas en todo. Tal vez, de vez en cuando, te sueñe disimuladamente…un día sí y otro también.

14 Comments:

At 23/9/09 10:38, Blogger favole said...

Cumplir años siempre es un sentimiento agridulce...Lo que tengo claro del golpe del tiempo para su brillante persona, es que sirve para que sus letras se superen dia a dia...Sublime... perfecto :)
Muchas felicidades en forma de espejitos de luna! Que siga usted alumbrando todas las noches sin estrellas :)
Un beso enorme poeta!

 
At 23/9/09 11:12, Blogger Ariam Ram said...

Niño dulce y eterno... Despertaste hace mucho del sueño en el que todos estamos sumidos desde que aparecemos en el mundo, decimos que soñamos y en verdad, al decirlo, estamos más despiertos, el tiempo es un invento de los hombres y tú lo sabes: nada se destruye sólo se transforma. Lo que nos cubre no es más que una cárcel de piel y huesos, tu alma es libre. Nadie puede atraparla si no queremos y tú me lo enseñaste.

No dejes que el tiempo de los hombres lo haga, es un engaño de un día... El primer día de un nuevo y precioso otoño.

Eres un hacedor de vida, y en cada vida que das o devuelves dejas una parte de la tuya que se expande... Y así sucesivamente ángel del mar.

Despega tus ojos de los relojes, hoy, para que sigan contemplando a las sirenas, como siempre.

Mientras tú las mires y las veas ellas seguirán existiendo.

Con todo mi cariño que sabes inmenso y un millón de sonrisas.

Tu sirenilla.

 
At 23/9/09 12:52, Blogger © Capri said...



El tiempo pasa irremediablemente, es bien cierto, pero que bueno el vivirlo, el soñarlo, el sentirlo como tu lo haces.
Hay personas que no saben que hacer con el tiempo, y eso es casi ewtar muerto en vida,

Un beso, siempre acompañado de unas gotas saladas de mi mar

 
At 23/9/09 13:25, Blogger CalidaSirena said...

Ante todo felicidades por tu cumpleaños, aunque llegue con un poco de retraso, espero que me perdones...
Y espero que ese ánimo vuelva pronto, es cierto que la vida muchas veces pasa ante nosotros y parece que no formamos parte de ella, pero eso no es así, todos dejamos huella, todos creamos sueños, todos vivimos, anhelamos y sentimos, así que deja que tu corazón galope y no te sientas desanimado mi querido amigo..
Vive, disfruta y siente siempre..
Un beso y un dulce abrazo

 
At 23/9/09 13:53, Blogger Oceanida said...

Te hablo desde la distancia que se acorta mientras te leo. Eres tan fuerte que ni tu siquiera lo sospechas, pero yo lo se.

El horizonte del mar te lo dice.

Un abrazo tan inmenso como ese horizonte Yole.

 
At 23/9/09 14:55, Blogger Vivo con Hades a tiempo parcial said...

El tiempo no existe: es un invento recurrente de los hombres.

La vida es un sustantivo.

Nos queda la infinita incertidumbre, mágica en esencia.

El resto no importa demasiado.

 
At 23/9/09 15:18, Blogger Mar y ella said...

Cuando cae una hoja más del calendario de nuestras vidas,surgen espóntaneas,las evaluaciones.Siento que el tiempo es como el viento ,se lleva todo lo feble,y deja con nosotros lo que quedo verdaderamente arraigado en nosotros con raices profunas,y sabes que es?? nuestar propia vida con todo lo que eso conlleva.....Tu sirena no creo que sea capaz de mentir...
Vive y no olvides que hay más tiempo que vida....



Un abrazo desde mis brazos..


Mariella

 
At 23/9/09 16:22, Blogger Rogger said...

Buen post, eh. Me gusta porque tiene intensidad en algunas partes.
Un abrazo...
:D
Saludos, YOLE.

 
At 24/9/09 0:10, Blogger Mª JOSE. said...

UN BESO A TU SIRENA.
MJ

 
At 24/9/09 3:26, Blogger cieloazzul said...

Que éste renacer en el tiempo y en los años sea bendito entre los besos que te doy....
te quiero mucho!

 
At 24/9/09 6:29, Blogger Unmasked (sin caretas) said...

Yole,

No te aseguro nada...uno nunca sabe

Petra

 
At 25/9/09 1:29, Blogger Mayte said...

Pura belleza en tus palabras, en tu forma de ser y compartir siempre...

Un abrazo grande y bikos mil Yole :D

 
At 25/9/09 16:04, Anonymous Anónimo said...

De ti mi boca..suspirando
en la espera de tus besos
al llegar la noche
volaré en tus las
entre lluvias y veredas
en lo dulce de tus labios
y lo salado de tus manos.
levito hacia ti
cuando mi cuerpo en el tuyo se queda.
Eres hechizo embriagador
mientrass las mariposas vuelan....
y mi piel danza en el espejo de tu luna...

 
At 27/9/09 23:48, Blogger Paulina said...

Los cumples siempre nos dejan melancolicos luego , no hagas caso , solo vive a plenitud sin pensar en el tiempo , se feliz mi querido Yole.

 

Publicar un comentario

<< Home