Espejo de Luna

jueves, julio 22, 2010

BESOS, BESOS, BESOS...















Hay besos que a uno le saben a vida,
cuya degustación
se hace en la adolescencia: son torpes,
meras pruebas de lo que vendrá.
Puedo deleitarme con el sabor a triunfo, difícil
de repetir, regalado en una distribución de
premios.
Hay besos de gustillo ambrosiano que nos hacen
firmar cualquier cosa y, una vez puestos, ¿qué más da?
Nos convierten en quien realmente somos: seres
ardientes, instintivos, libres...
Un beso robado sabe a vainilla aunque, ¡claro!,
sólo queda relamerse. Lo apetitoso siempre
sabe a poco. Nos acerca al exotismo. Es como
comerse un flan: yo lo adorno con frutillas, es menos
empalagoso, pues sin adorno me sabe a quemado.
Los filólogos dan sus besos con ligero sabor antiguo,
casi a manuscrito decimonónico, diría yo, áspero,
acre... Abusan de la palabra, rizan el rizo...
Los he catado con sabor a queso: hablan al paladar
de gustos gastronómicos. Se intuye el clavo
y, para un aperitivo con vino tinto, creo que son los
más adecuados.
Hay besos suaves, como
los de seda, sabrosamente afrutados,
como los de raso, los de terciopelo;
los paladeé deliciosos, propios
del preciosismo, besos que son rosa palo.
Otros besos son de mariposa,
de niño me los enseñó mi padre. Se dan
con las pestañas, cosquillean
y desatan la risa. Son ligeros y alados.
También los he probado con saborcillo a caramelo,

otros de yogurcito ¡mmm!, sabrosamente íntimos
en la penumbra de tu dosel. Hay que saber alargarlos.
Todo está ahí. Alimentan.
Admitiré, sin embargo, que también hay besos
insípidos, ya secos, como de papel. Son los
de los falsos, tan simples como ellos.
Están ausentes de condimentos, te aburren

(admito que éstos nunca los probé)
Están los besos salados de una sirena
de agua marina, los de menta y tomillo de la mía:
aromáticos y suculentos.


El beso de la muerte seguro que es el más frío,
y tal vez a mí (y a todos), hoy y mañana,
nos queda soñar con el regalo de otro

tierno, cálido y dulce beso para más
sentir el ser y la VIDA.

11 Comments:

At 22/7/10 23:08, Blogger MORGANA said...

Bellísimo Yole,como todo lo que escribes...te dejo un beso con sabor a fresa
¿bailamos?
Morgana

 
At 23/7/10 1:55, Blogger MORGANA said...

Y veo que no tienes a la hechicera en tus blogs amigos...te lanzaré un conjuro mágico,jajaja.
Cuídate mucho mi Merlin.

 
At 23/7/10 3:10, Blogger NV BALLESTEROS said...

Creo que todos los besos son bonitos, menos el último...

Que tengas un bonito fin de semana

Besos de chocolate con sabor a vainilla.

 
At 23/7/10 18:03, Blogger Trenzas said...

Eso del flan con las frutillas...
¡mmmmmmm..., ñam,ñam....!
:)
Y el caso es que no soy nada golosa, pero con este calor, te aseguro que me hubiera comido ese flanecito :)
Muy bueno, como siempre.
Una docenilla o dos de abrazos, peluquero.

 
At 24/7/10 1:06, Blogger Darilea said...

Ketama dice en una canción...
A caramelo me saben tus besos
a canela y menta...
:-) Un besito, bellísimo Yole, como siempre hoy con esos besos dulces me retiro. :-)

 
At 24/7/10 7:48, Anonymous Anónimo said...

En silencio, los besos mostran mucho ~slrheaven~

 
At 25/7/10 18:34, Anonymous Anónimo said...

A mi un beso me sabe, a veces dulce
tierno, otras,profundamente intenso,tanto que no alcanzas a describirlo...por que te elevas y ni siquiera pisas el suelo,si el amoramor te envuelve no sabes mas que dar y darte todo en un beso,la comunion del cuerpo y el alma,rodeado de aromas que quisieras regalar aunque no existieran...
De mi siempre.

 
At 26/7/10 10:57, Anonymous Mar said...

Te echo de menos amigo.

MarMarina.

 
At 26/7/10 13:50, Blogger ** MARÍA ** said...

Llego hasta aquí y me sorprendo gratamente, tenemos un post hablando de lo mismo ;)

Hay besos y besos! Menos los falsos, me gustan todos, y no te digo ya, los apasionados y soculentos dados con toda la ternura del mundo.

Un placer llegar y leerte.

Un beso tierno y dulce para ti.


** MARÍA **

 
At 26/7/10 15:25, Blogger MaLena Ezcurra said...

Hay besos que tienen alas.

Maravilloso poema querido Yole.


Te abrazo.


M.

 
At 7/8/10 0:55, Blogger Mixi said...

Me alegro que aún no hayas probados los besos insipidos, esos que no te dan vida, sino que te la quitan.


Un abrazo =D

 

Publicar un comentario

<< Home